¡Terminamos ya el curso! El último día para poder subir trabajos será el día 8 de Mayo a las 23:59. A ponerse las pilas que ya queda poquito!!!!

domingo, 18 de abril de 2010

Los Inventos Chinos

INTRODUCCIÓN

Cuando nos adentramos en el estudio de la civilización china, comprobamos que a lo largo de la historia han realizado innumerables inventos de gran valor para la humanidad. Por ello, hemos creído conveniente realizar un trabajo sobre los distintos avances del pueblo chino a lo largo de la historia. Son tantos y tan diversos los inventos que nos resulta imposible detenernos en todos. Citaremos los más conocidos y nos adentraremos en aquellos que consideramos más importantes en la historia del hombre.


LOS INVENTOS CHINOS

Cuando se trata de hacer un trabajo de inventos y descubrimientos que han cambiado el mundo surgen en nuestra mente las aportaciones chinas.

Hemos comprobado que China es uno de los países del mundo que cuenta en su haber con mayor cantidad de productos inventados. Algunos de ellos han jugado un papel fundamental en el desarrollo de nuestra civilización y han marcado la historia de la humanidad.



Debemos tener en cuenta que el desarrollo del conocimiento humano, de las ciencias y de la tecnología se debe a la acumulación de los avances producidos a lo largo de milenios por toda la humanidad y en todos los continentes. Sin embargo, Europa se ha esforzado por hacer creer al resto del mundo que la historia de la ciencia nace en el viejo continente.

Ha existido una cierta tendencia a minimizar o casi ocultar los inventos de otras latitudes . Se habla del cometa Halley como si este fuera su descubridor, cuando ya era conocido por los chinos 2.500 años antes. Se nos presenta a Gutenberg como el inventor de la imprenta con caracteres móviles, ocultando a los impresores pioneros como el chino Pi Cheg, que muchos antes que Gutenberg ya utilizaba los tipos móviles.

Haciendo este trabajo, nos damos cuenta qué poco sabemos del pasado de una nación que inventó casi todo.

Los antiguos chinos fueron una de las civilizaciones científicamente más avanzadas. Durante la época antigua, los chinos no cesaron nunca de crear, modificar, inventar y descubrir cosas que le permitieran realizar sus actividades cotidianas de una manera más eficiente y todo ello combinado con su amor por la belleza y el arte.

China fue reunificada en el año 581 a. de C. , tras un largo periodo de rencillas internas entre los fundadores de la Dinastía Sui. Durante la mayor parte de los mil años siguientes, China fue una de las mayores civilizaciones del mundo tanto en tamaño como en desarrollo. Debido a su aislamiento geográfico de Occidente pudo desarrollar y mantener una cultura única que extendió su influencia sobre gran parte de Asia.

La Dinastía Tang gobernó China desde el 618 hasta el 907. Bajo su mandato China fue grande, rica y poderosa. Había un próspero comercio exterior y existía interés por las artes entre las clases superiores.

Uno de los aspectos más notables de la China medieval son sus tecnologías, inventadas normalmente muchos siglos antes de su transmisión a Europa o del desarrollo en ésta de avances similares.

Los descubrimientos son tantos, tan variados y de tal índole que, a veces, no nos explicamos cómo se pudo dar más importancia a sucedáneos posteriores. La explicación más convincente es por la distancia y el desconocimiento de esta cultura.

Hemos tenido que esperar a Marco Polo para que nos aportara datos asombrosos de lo que eran capaces de hacer, con recuerdos detallados de todo cuanto le impresionó en el imperio:
espaguetis, bloques de madera para imprimir, billetes de banco y muchas cosas más. Pero, sobre todo, datos geográficos y sociológicos que resultaron ser de suma importancia para futuros viajeros.

Los chinos han aportado mucho más al conocimiento de lo que podemos imaginar. Casi siempre han ido por delante de Occidente, incluso en su calendario: de hecho, en este año gregoriano de 2010 los chinos celebran su año 4708.

La seda nació allí, hace cinco mil años. Antes que nadie, los chinos descubrieron, nombraron y cultivaron el té. Fueron los primeros en extraer sal de pozos profundos y fueron los primeros en usar gas y petróleo en sus cocinas y en sus lámparas.




Crearon arados de hierro y máquinas sembradoras, trilladoras y cosechadoras, dos mil años antes que los ingleses mecanizaran su agricultura. Inventaron la brújula mil cien años antes de que los barcos europeos empezaran a usarla. Descubrieron mil años antes que los alemanes que los molinos de agua podían dar energía a sus hornos de hierro y de acero.

Hace mil novecientos años inventaron el papel. Imprimieron libros seis siglos antes que Gutemberg; y dos siglos antes que él usaron tipos móviles de metal en sus imprentas. Hace mil doscientos años inventaron la pólvora, y un siglo después el cañón.

También inventaron máquinas de hilar seda con bobinas movidas a pedal, el timón, la rueca, la acupuntura, la porcelana, el fútbol, los naipes, el ábaco, la pirotecnia, la cometa, el papel moneda, el reloj mecánico, el sismógrafo, la laca, la pintura fosforescente, las cerillas de fósforo, los carretes de pescar, el puente colgante, la carretilla, el paraguas, el abanico, el estribo, la herradura, la llave, el cepillo de dientes y otros muchos más. La arquitectura naval china era la más avanzada del mundo.





Durante la Edad Media en Occidente, China fue la región más avanzada del mundo: la más poblada, más productiva y de mayor desarrollo técnico.

La nación china creó una maravillosa y esplendorosa civilización antigua. Con este trabajo trataremos de exponer los más interesantes y significativos inventos chinos que de uno u otro modo influyeron en el mundo.

Pero, sin duda, los inventos que revolucionaron el mundo son : el papel, la imprenta de tipos móviles, la pólvora y la brújula. Todos ellos fueron descubiertos en China, siglos antes de que aparecieran en Europa.



EL PAPEL


Para hablar de la imprenta hay que hablar antes del papel. Fue inventado en China cerca de tres mil años después de que los antiguos egipcios utilizaran el papiro para escribir. Según la tradición, el primero en fabricar papel, en el año 105, fue Cai Lun, un eunuco de la corte Han oriental que presentó al emperador chino Hedi, el primer trozo de papel de la Historia. El primer material empleado para fabricarlo fue probablemente la corteza de morera.



Los chinos aprendieron a producir papel utilizando fibras de bambú, paja de arroz o deshechos de tela vieja, que mezclaban con agua y alguna sustancia pegajosa hasta formar una pasta muy fina.
Después ponían la pasta a secar formando láminas delgadas colocadas en un bastidor. El producto obtenido era uniforme, liso y mucho más barato que el pergamino, usado en Europa para escribir y que se fabricaba con pieles de animales. Otros materiales usados en la elaboración del papel incluían la corteza de árbol, el cáñamo, el lino y hasta las redes de pesca.

El papel más antiguo conservado se fabricó con trapos alrededor del año 150. Durante unos quinientos años, el arte de la fabricación estuvo limitado a China; en el 610 se introdujo en Japón y alrededor del 750 en Asia Central. A Europa llegó más tarde.

Al principio, los papeles fueron desarrollados para distintos propósitos, incluidos el papel de cáñamo, el papel de piel, el papel de bambú, y el papel de xuan (elaborado en base a un tipo de pino) utilizado específicamente para caligrafía.



Una de las aplicaciones del papel fue el “billete”, usado por el gobierno para expedir el pago de impuestos. El dinero en papel apareció en China en el S. VII y el emperador instauró su uso oficial en el año 812.

El papel también fomentó la difusión cultural y pasó a ser de uso cotidiano para escribir, pintar e imprimir libros.



LA XILOGRAFÍA

Es una técnica de impresión con plancha de madera. El texto y la imagen deseada se talla a mano con un cincel o buril en la madera. Se utiliza habitualmente una sola matriz (llamada también taco) para cada página. A continuación, se impregna con tinta y presionándola contra un soporte (como el papel) se obtiene la impresión del relieve. Las maderas más adecuadas para realizarla son la de boj, la de cerezo o la de peral.



La xilografía fue usada en China en el S. VII y el texto impreso conocido más antiguo corresponde a unas escrituras budistas que fueron impresas en el año 868. Se trata del Sutra del diamante. El Tripitaka, otro texto budista, fue impreso en el 972. Por supuesto, imprimir libros a partir de bloques reutilizables resultaba más rápido y cómodo que tener que escribir las distintas copias del libro a mano, pero se necesitaba mucho tiempo para grabar cada bloque, y sólo se podía utilizar para una sola obra al principio.



Los tipos móviles de impresión fueron inventados durante la Dinastía Song. Los caracteres móviles chinos eran tallados en madera, y se podían disponer según la necesidad, y hasta ser reutilizados. Versiones posteriores usaron arcilla, pero se quebraban fácilmente.

Durante la Dinastía Ming, los tipos móviles de madera fueron perfeccionados, y los libros se imprimieron utilizando el proceso de impresión a dos colores.

En el S. XI, los chinos inventaron también la impresión a partir de bloques móviles, que podían ensamblarse y desensamblarse entre sí para componer distintas obras.

Los tipos móviles fueron introducidos por un hombre llamado Bi Sheg, que talló caracteres individuales en pequeños trozos de arcilla de idéntico tamaño hacia 1041-1048. Sin embargo, aunque el sistema era más rápido labrando los trozos de madera por separado, hicieron muy poco uso de este invento, debido a que el enorme número de caracteres del chino hacia prácticamente inabordable su utilización.

La xilografía supuso la mecanización del proceso de impresión. Después de la imprenta, la xilografía se usó para las ilustraciones. Al terminar el S. XV perdió fuerza frente a la calcografía.
La rápida adopción de la tecnología del papel y la imprenta en China, precipitó la difusión del conocimiento entre la élite literaria y la aristocracia.



Hoy en día su uso como técnica industrial es nulo, pues ya existe el fotograbado.
La imprenta es cualquier medio mecánico de reproducción de textos en serie mediante el empleo de tipos móviles. Es diferente a la xilografía, grabado en madera sobre una sola plancha. Ambos son inventos chinos, aunque estos no llegaron a extraer a la impresión todo el rendimiento que era capaz de ofrecer. De cualquier modo, y dada la incomunicación entre Oriente y Occidente, puede considerarse que su reinvención en el S. XV es su verdadero punto de partida.

Muchos países se atribuyen para sí la gloria de la invención de la imprenta. Fuese quien fuese el descubridor, parece estar reconocido en la actualidad de forma prácticamente universal que fue Gutenberg el primer impresor, al menos, el primer impresor conocido. Ello no excluye que con anterioridad se hubieran llevado a cabo experimentos en este campo; en efecto, todo parece indicar que así fue y probablemente Gutenberg supo aprovecharse de estas experiencias.



LA BRÚJULA

La brújula o compás magnético es un instrumento que sirve de orientación y tiene su fundamento en la propiedad de las agujas imantadas. Utiliza como medio de funcionamiento el magnetismo terrestre.



Poco se sabe sobre el origen de la brújula, aunque los chinos afirman que ellos la habían inventado más de dos mil quinientos años antes de C. y es probable que se haya usado en los países del Asia Oriental hacia el S. III. Y hay quienes opinan que un milenio más tarde, Marco Polo la introdujo en Europa.

En el S. VI a. de C. se descubrió que cierta clase de mineral atraía el hierro. Al ser hallado cerca de la ciudad de Magnesia, en Asia Menor, se llamó “piedra de magnesia” y el fenómeno se llamó magnetismo, estudiado por primera vez por Thales de Mileto. Más adelante se descubrió que si un fragmento de hierro o acero se frotaba con el mineral magnético (imán), quedaba magnetizado (imantado). También se descubrió que si se permitía a una aguja magnética girar libremente, siempre señalaría la dirección norte-sur. Se ignora cómo se produjo el descubrimiento, pero los chinos fueron los primeros en percatarse de esa propiedad en el S. IV a. de C.




La brújula, probablemente fue inventada en China, aproximadamente en el S IX, e inicialmente consistía en una aguja imantada flotando en una vasija llena de agua. Pero en ciertas ocasiones no servía, pues necesitaba estar en aguas calmadas. Más adelante, fue mejorada para reducir su tamaño e incrementar su practicidad.

La primera brújula del mundo fue elaborada en China durante la dinastía Qin. Estaba hecha de piedra imán, un mineral de hierro basado en óxido, que se alinea por sí misma en dirección norte-sur, directamente hacia el campo magnético de la Tierra.

Pero la primera referencia indiscutible a una aguja magnetizada en escritos chinos aparece en 1086. EL “Ensayo del tesoro de los sueños” contenía una descripción detallada de cómo los geomantes magnetizaron una aguja frotando su punta con magnetita, y colgando la aguja magnética con una fibra de seda con un poco de cera pegada en el centro de la aguja.

El primer uso de una brújula de navegación en el mar está mencionado en un libro titulado “Las aduanas de Camboya” escrito por Zhou Daguan. En él se describe su viaje en 1296.
La primera persona oficialmente documentada en haber usado la brújula como ayuda para la navegación, fue el almirante chino Zheng He, que realizó viajes marítimos entre 1405-1433.

Con la brújula las técnicas de navegación dan un paso gigante, quitan el miedo a los marineros más avezados y se empiezan a hacer incursiones marítimas por océanos desconocidos hasta entonces.
La utilización de la brújula como instrumento náutico fue decisiva también en la construcción de cartas de navegación.



LA PÓLVORA


Fue un “bombazo” de invento. Consiste en un polvo explosivo utilizado en balística con una mezcla explosiva de un 75% de nitrato potásico, 15% de carbón y un 10 % de azufre aproximadamente.



Su hallazgo parece ser fruto de las investigaciones de algún alquimista, que en su búsqueda del elixir de la eterna juventud, dio por accidente con la fórmula del explosivo. De hecho las primeras referencias a la pólvora las encontramos en textos que advierten del peligro de mezclar determinadas sustancias.



Durante la Dinastía Han los alquimistas taoístas investigaban sobre un elixir para la mortalidad. Así provocaron muchos incendios, experimentando con azufre y salitre (nitrato de potasio). Uno de esos alquimistas más tarde escribió un texto de alquimia llamado “Libro del parentesco de los tres”, que advertía sobre las mezclas de ciertos materiales.

En el S. VIII, durante la tardía Dinastía Tang se estableció una fórmula para la pólvora.
Hecha con una combinación de salitre y azufre con carbón, la pólvora o “huo yao” se utilizó primero para hacer fuegos artificiales y señales con luces de bengala. Más tarde, se inventaron las granadas de mano sencillas, que se arrojaban al enemigo utilizando una catapulta.

Durante la Dinastía Song también llenaban tubos de bambú con pólvora, y lo usaban como una forma primitiva de lanzallamas.
Muchas de las primeras mezclas de pólvora china, contenían sustancias tóxicas tales como mercurio y arsénicos combinados, pudiendo ser considerados como una forma primitiva de guerra química.



Aproximadamente en el S. IX fue inventada en China para hacer fuegos artificiales y armas. Aunque no concibieron las armas de fuego como nosotros las conocemos. Los griegos y los árabes la introdujeron en Europa alrededor del 1200.

Esta sustancia compuesta por una mezcla de salitre, azufre y carbón vegetal en determinada proporción, se utilizó, en principio para crear petardos y fuegos artificiales, y ahuyentar con ellos a los malos espíritus. Más adelante se aplicó al armamento y revolucionó la forma de luchar en las guerras.

En el S. X , ya se utilizaba con propósitos militares en forma de cohetes y bombas explosivas lanzadas desde catapultas. Se sabe que ya en 1126 se utilizaban cañones hechos de tubos de bambú para lanzar proyectiles al enemigo. Más tarde, esos tubos serían sustituidos por otros de metal más resistentes; el más antiguo del que se tiene noticia data del 1290. Desde China el uso militar de la pólvora pasó a Japón y a Europa.

Desde el S. XIV el uso de cañones se generalizó tanto en China como en Europa, pero el problema seguía siendo crear tubos de metal capaces de contener las tremendas explosiones que se producían en el interior.

Ese problema pudo haber conducido a la falsa afirmación de que los chinos sólo utilizaron la pólvora para hacer fuegos artificiales, lo que no es en absoluto cierto ya que está documentado que hicieron uso de ella con propósitos bélicos en numerosas ocasiones.



CONCLUSIÓN


Después de realizar este estudio, hemos comprobado que es evidente que el pueblo Chino ha sido capaz de mostrar mucha creatividad e innovación a lo largo de su historia. Comprendemos a Marco Polo que sentía una profunda admiración por China y lo relató con detalle al volver a Venecia en el S. XIII.

Algunos opinan que si China se decide a cambiar su modelo actual de sólo copiar tecnología extranjera y comienza a desarrollar su propia tecnología, deberíamos prepararnos.

Por todo ello, estamos ante un pueblo que merece todo nuestro respeto y admiración por todas las aportaciones tan valiosas para la humanidad.



BIBLIOGRAFÍA

- http://es.wikipedia.org/wiki/Brújula.
- http://es.wikipedia.org/wiki/Papel_moneda.
- http://es.wikipedia.org/wiki/pólvora.
- http://www.portalplanetasedna.com.ar/inventos_chinos.htm.
- http://www.tudiscovery.com/guia_china/china_inventos/index.shtml.
- http://www.misionglobalcr.com/libros/877/tres-grandes-inventos-chinos/.
- Gran Historia Universal ediciones ed. Nájera. Madrid. Volumen V China e India.


CRISTINA ROCHA ( 2º BACH "B") Y YOLANDA DOMÍNGUEZ (2ºBACH "A").

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.