¡Terminamos ya el curso! El último día para poder subir trabajos será el día 8 de Mayo a las 23:59. A ponerse las pilas que ya queda poquito!!!!

lunes, 19 de octubre de 2009

EDUARDO CHILLIDA

EDUARDO CHILLIDA

Nosotros, hemos elegido el trabajo de este autor, ya que hace unos días, fuimos a una exposición de Chillida, que hay en la calle San Francisco, y nos pareció interesante hacer fotos y contaros la biografía, los premios que le han otorgado, las características de sus obras y alguna cosa más, que nos ha parecido importante.


"Yo soy de los que piensan, y para mí es muy importante, que los hombres somos de algún sitio. Lo ideal es que seamos de un lugar, que tengamos las raíces en un lugar, pero que nuestros brazos lleguen a todo el mundo, que nos valgan las ideas de cualquier cultura. Todos los lugares son perfectos para el que está adecuado a ellos y yo aquí en mi País Vasco me siento en mi sitio, como un árbol que está adecuado a su territorio, en su terreno pero con los brazos abiertos a todo el mundo. Yo estoy tratando de hacer la obra de un hombre, la mía porque yo soy yo, y como soy de aquí, esa obra tendrá unos tintes particulares, una luz negra, que es la nuestra." Eduardo Chillida


BIOGRAFÍA

Eduardo Chillida, nació el 10 de enero de 1924 en San Sebastián. Es un escultor español, considerado uno de los más importantes del siglo XX. Nació en el seno de una familia con fuertes convicciones religiosas y era una familia tradicional.

A los 19 años, en 1942, comienza sus estudios para entrar en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura en la Universidad Politécnica de Madrid. En pocos años, decidió dejar sus estudios y dedicarse al fútbol. Tras una fractura de rodilla, cambió sus guantes de portero titular en la Real Sociedad de Fútbol, por unas manos delicadas para la búsqueda del volumen.

Fue un poco más tarde cuando empezó a dibujar en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, y durante ese tiempo se familiarizó con el dibujo natural. A partir de aquí, se dedicó a dibujar con la mano izquierda, siendo diestro para evitar que la resolución de sus figuras estuviese definida por la habilidad física.

Su primera exposición la realiza en París en el año 1950, cuando se casa con Pilar Belzunce. Y es en este momento cuando según diferentes críticos como Cosme de Barañano comienza su obra a tomar cuerpo. Sus primeras esculturas las realiza en yeso, impresionado por la escultura griega arcaica del Museo del Louvre.
Por este tiempo, empieza su rivalidad con el escultor Jorge Oteiza, quién no dejó de acusarlo de plagiar sus obras, llegando a publicar en 1991 El libro de los plagios, con fotografías de obras de Chillida junto a otras similares.

En 1951, Chillida realiza su primera pieza en hierro, Ilarik, material que utilizara a lo largo de toda su vida.



Eduardo Chillida se autodenominaba "un solitario, un solitario con Pili". Para que Chillida se dedicase al arte, su mujer Pili se ocupó de todos los demás asuntos. Fue, desde los 15 años, su mayor apoyo. Además de heredar el gusto por el arte, su mujer e hijos han participado en proyectos como el Museo Chillida-Leku y la montaña de Tindaya.






A lo largo de su vida, ha recibido casi todos los premios existentes. Su obra, esta presente en más de veinte museos de todo el mundo y en exposiciones retrospectivas que se han celebrado en Houston y en Berlín, en Caracas y en Madrid y en Palermo y Londres. Sus esculturas se encuentran frente al mar como en San Sebastián, o en la montaña, como en Japón. Sobre su obra, han escrito arquitectos, matemáticos y filósofos, como Emile Cioran o poetas como Octavio Paz.

Para Chillida "lo que es de uno es casi de nadie", por ello realizó numerosas obras públicas, así como esculturas, para museos de todo el mundo.
La obra pública de Eduardo Chillida juega un papel fundamental en su trayectoria artística. Lo confirma la existencia de un total de 43 esculturas repartidas por diferentes ciudades del mundo. Uno de los países con mayor obra del escultor es sin duda Alemania. Donde ha realizado esculturas, como:

-Berlín

- Buscando la luz II







Las grandes esculturas urbanas de Eduardo Chillida son una culminación de su proceso artístico, donde la ubicación de la obra juega un papel imprescindible.

Las esculturas se forman en armonía con su entorno, cobrando sentido en función del paisaje.
Un claro ejemplo de este hecho es su obra predilecta, el Peine del Viento, que se encuentra situado en un extremo de la bahía de la Concha, al final de la Playa de Onderrata, en San Sebastián, y son tres piezas de acero para la contemplación, que se relacionan directamente con la mar, las rocas y el horizonte desconocido.
Y el conjunto esta complementado por un sistema de tubos que conducen el aire impulsado por las olas a una serie de orificios que emiten un peculiar sonido. La obra, fue finalizada en 1976.




En España, realiza esculturas muy importantes, como:

-Topos V, que es una escultura situada en el centro del barrio gótico de Barcelona, en la plaza del Rey. Con motivo de una exposición que la Fundación Miró dedicó a Chillida en el año 1986, el ayuntamiento adquirió dicha escultura. Y por indicación del propio escultor se coloco en la plaza del Rey. La escultura es de hierro y tiene un cierto aire medieval.




- Puerta de la Música







- Monumento a los Fueros





- Lugar de Encuentros VI





- Homenaje a Rodríguez Sahagún








Para Eduardo Chillida, todos somos propietarios de la obra de arte desde el momento presente en el que estamos delante de ella, nos enfrenta a nosotros mismos y a la relación con nuestro entorno trasladándonos de esta forma sus dudas y preguntas ante lo desconocido.

Por otra parte, sus esculturas públicas son lugares de encuentro, espacios para el diálogo y la convivencia, la culminación de ese pensamiento hubiese sido la realización de su gran sueño, el proyecto Tindaya. Chillida quería crear en el interior de una montaña en la isla de Fuerteventura un gran espacio para todos los hombres de todas las razas y creencias, un lugar donde nos sentiríamos todos iguales frente a la inmensidad del espacio.






Es en los años 80 cuando, la obra de Chillida sufrió un proceso de popularización que inundó el mercado del arte con series de grabados que, combinados con la gran profusión de logos para diferentes instituciones y acontecimientos, y carteles conmemorativos, fomentaron una lectura más compositiva que reflexiva de su trabajo.
Así mismo su lenguaje fue motivo de recreaciones autorizadas por el propio autor; como la utilización de sus grafías por parte de la diseñadora de moda Ágata Ruiz de la Prada presentada en un evento festivo en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía en 1995.


Uno de los aspectos más desconocidos del trabajo de Eduardo Chillida es su faceta como diseñador de interiores. Su trabajo en la residencia familiar del Monte Igueldo
, propició una atmósfera de colores neutros, con sencillos muebles inspirados en la tradición popular vasca y en la muestra directa de buena parte de los elementos constructivos de la edificación.
En la última parte de su vida, el propio Chillida constituyó el museo Chillida-Leku
, inaugurado el año 2000 en el caserío de Zabalaga (municipio situado junto a San Sebastián), un hermoso caserío (construcción tradicional vasca) del siglo XVI, antigua yeguada militar, que Chillida reconstruye como si de una escultura se tratase.

Zabalaga está rodeado de un gran jardín que hoy alberga la que es posiblemente la mayor colección de la obra del artista. Allí, gran parte de su obra puede disfrutarse al aire libre en un entorno mágico, a la medida de sus obras.
La inauguración de Chillida-Leku contó con la presencia del escultor, ya enfermo, junto a los
Reyes de España, Juan Carlos y Sofía y el entonces presidente del gobierno Jose María Aznar.








PREMIOS


A lo largo de su vida, Chillida ha sido distinguido con numerosos premios y distinciones como el Premio Kandinsky, el Príncipe de Asturias, el Kaiserring alemán, el Premio Imperial en Japón, además de haber participado en centenares de exposiciones alrededor del mundo entero (como la Bienal de Venecia en 1958). Entre las distinciones que recogió a lo largo de su vida destacan por su importancia :

· 1965 -
Premio Carnegie
· 1975 -
Premio Rembrandt
· 1976 -
Premio del Ministerio de Asuntos Exteriores del Gobierno Japonés en la X Bienal de Grabado de Tokio
· 1984/85 -
Premio de la Fundación Wolf de las Artes
· 1987 -
Premio Príncipe de Asturias de las Artes
.1991 -
Praemium Imperiale de escultura
Además fue Académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Miembro de la Academia Americana de las Artes y las Ciencias, Miembro Honorario de la Royal Academy of Arts de Londres, miembro de la Orden Imperial del Japón (1991).




DOCUMENTACIÓN:

http://www.eduardo-chillida.com/Biografia.41+M52087573ab0.0.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Eduardo_Chillida

http://www.biografiasyvidas.com/biografia/c/chillida.htm

http://www.elpais.com/especiales/2001/25aniversario/especial/05/peine/p1.html

http://www.museochillidaleku.com/



TRABAJO REALIZADO POR:

Pablo Lainez Cano
Mª del Mar Luque de Ingunza

1 comentario:

  1. Está bastante bien, en principio no se me ocurren más comentarios.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.